Tragsa inicia los trabajos para evitar la erosión de la zona quemada en el incendio de Nerva

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 17 de Julio de 2019 / Publicado en Medio Ambiente, Nerva

La empresa pública del Grupo Tragsa ha comenzado en Nerva los trabajos para la restauración ecológico-forestal en la zona afectada por el incendio del pasado 2 de agosto que calcinó 1750 hectáreas de masa forestal, el de mayor envergadura registrado este año en Andalucía. Las primeras actuaciones, consistentes en la colocación de fajinas y albarradas, se han iniciado en la falta norte del cerro de San Cristóbal, en plena Sierra del Padre Caro. Se trata de medidas de urgencia diseñadas para ejecutar en una primera fase con el objetivo de prevenir y combatir la erosión y posibles plagas que puedan producirse durante los próximos meses.


Según informa Juan A. Hipólito, los trabajadores que operan ya en la zona quemada se encuentran realizando diferentes tareas encaminadas a la colocación de fajinas realizadas con árboles muertos sobre laderas para frenar los arrastres que puedan producirse con las lluvias. De la misma forma, procederán a la construcción de albarradas hechas en superficie con piedras y tierra, sin argamasa, para impedir la perdida de suelo. Ambas medidas están encaminadas a evitar la erosión del terreno. Después actuarán con un tratamiento antiplagas en los árboles más débiles para evitar la más que previsible proliferación de insectos “perforadores” en las zonas perimetrales del incendio.

El alcalde de Nerva, José Antonio Ayala ha mostrado su satisfacción por la rapidez con la que han comenzado los trabajos de urgencia, tras la redacción y aprobación del proyecto, y ha anunciado que próximamente se lanzará una oferta pública de empleo en materia forestal a la que podrán acceder vecinos en situación desempleo de la localidad minera. “Tragsa ha iniciado estos trabajos con sus propios medios, pero a medida que avancen tendrán que ir completándose con más trabajadores de la zona”, aclara.

La localidad minera fue la más afectada de cuantas llegaron a alcanzar las llamas durante la primera semana del pasado mes. Además de Nerva, también se vieron afectados los municipios de Campofrío y El Campillo, así como de Minas de Riotinto y La Granada de Riotinto, en menor medida. Del total de hectáreas calcinadas, más de 500 corresponden a monte público gestionado por la Consejería de Medio Ambiente. También se vio afectado parte del Paisaje  Protegido de Río Tinto y el monumento natural de la Montera de Gossan. 

Previo al inicio de estos trabajos, la Jefa del Servicio de Gestión del Medio Natural de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Huelva, Ana Warleta, acompañada por el primer edil de la localidad minera, José Antonio Ayala, y su concejala de Participación Ciudadana, Sonia Granado, mantuvo un encuentro con representantes de asociaciones y colectivos locales en las que dio cumplida y detallada información sobre las actuaciones a llevar a cabo en la zona afectada por el incendio. 

En esa misma reunión, Warleta tomó buena nota de las sugerencias realizadas por los vecinos de Nerva para afrontar esos trabajos, como la atención prioritaria que merecen los embalses de Tumbanales antes de que comience el período de lluvias o la adecuada limpieza y mantenimiento del monte como medida de prevención, a la vez que intentó resolver todo tipo de cuestiones relacionadas con el tiempo que tardará en repoblarse la zona quemada, la puesta en marcha de campañas de concienciación y sensibilización medioambiental, etc.

A comienzo de este mes, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía anunciaba que el Gobierno de España participaría en la restauración de la zona afectada por el incendio con la misma inversión que la Administración regional, es decir 500.000 euros. A los pocos días, responsables de la Consejería y el Ayuntamiento de Nerva se reunían para comenzar a definir las actuaciones, si bien recordaban que la restauración propiamente dicha sigue un protocolo basado en criterios científicos que comienza cuando "ha pasado más de un año" y tras ver cómo evoluciona la vegetación de forma natural, precisando que "antes de ese periodo solo se llevan a cabo actuaciones para evitar la erosión".

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA