Nervenses y visitantes disfrutan de una nueva noche de cultura plagada de arte, gastronomía y reconocimientos deportivos

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 22 de Mayo de 2019 / Publicado en Cultura, Nerva

La séptima edición de la Noche Blanca de la Cultura en Nerva se recordará por muchos años tras el éxito de público y crítica obtenido. Resultó una jornada histórica, cargada de simbolismo, con una firme apuesta por las señas de identidad de la localidad minera. El arte fue el eje principal sobre el que bascularon las actividades más importantes, pero el flamenco, la gastronomía y el deporte terminaron por aderezar una noche inolvidable.

 

Según informa Juan A. Hipólito, una gran garza de metal, realizada en chapa de acero corten, luce en la nueva plazuela de El Metal de los Muertos rompiendo con su pico una cadena de hierro. Se trata de uno de los símbolos más representativos de los nervenses. La obra, diseñada por Alejandro Cremades de Forja y Fuego, representa la segregación de Nerva como municipio independiente de Zalamea la Real en 1885. En los eslabones de la cadena participaron varios artistas locales, así como otros tantos vecinos que han dejado grabados sus nombres a fuego para la eternidad.

Para Cremades ha sido todo un honor haber realizado esta obra en Nerva. “El nivel artístico que tiene Nerva es especial. Estamos muy orgullosos de haber participado en esta iniciativa. El nivel cultural de este pueblo es muy alto y nos honra la confianza que han depositado en nosotros. Además, nos hemos encontrado con escultores locales y vecinos muy participativos que no han dudado un instante en colaborar con nosotros. Ha sido todo muy gratificante”, subraya.

 

 

El museo Vázquez Díaz y el teatro Victoria también aprovecharon la jornada cultural para estrechar lazos de unión a través de la colección permanente de pintura al aire libre Villa de Nerva. Las 90 obras que forman parte de esta gran colección, integrada por los primeros premios de los certámenes realizados durante los últimos 17 años, visten las paredes de uno de los colosos de la cultura nervense gracias ala cesión definitiva del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo Daniel Vázquez Díaz. El visitante podrá admirar casi un centenar de formas diferentes de ver la localidad minera realizadas con una amplia variedad de técnicas y estilos.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Nerva, Isidoro Durán, no pudo ocultar su satisfacción. “Hoy es un día histórico. Nunca antes se había visto esta colección al completo. Por fin cumplimos uno de nuestros objetivos más anhelados. El nivel de calidad muy alto. Y aún tenemos otra sorpresa para la campaña de otoño-invierno. Nuestra intención es vestir a este coloso de la cultura nervense de cuantas señas nos identifican como tierra de artistas”, destaca. Por su parte, el director del museo Vázquez Díaz, Juan Alfonso Barba, también se mostró muy satisfecho con el resultado obtenido. “Estábamos deseando tener un espacio fijo para mostrar esta colección. Antes solo la habíamos mostrado en parte en el museo, pero a partir de ahora podrá admirarse en todo su esplendor en el teatro”, aclara.

Barba también tuvo palabras de reconocimiento para el artista local, Pepe Pedrero, que en 2012 se encargó, junto al artista australiano Peter Mc Glinchey, de dar forma al mural que luce en la plaza de los Hijos Ilustres del museo Vázquez Díaz, frente al Ayuntamiento de Nerva. “Fue un proyecto muy bonito que dio frutos como el que hoy podemos admirar en este lugar gracias a la Alianza Cultural promovida por EMED Tartessus para estrechar los lazos de unión entre las localidades mineras de Riotinto (España), Broken Hill (Australia) y Banska Stiavinca (Eslovenia)”, recuerda. De ese trabajo conjunto surgió la descomunal obra Materia en Proceso que la empresa minera cedió al Ayuntamiento de Nerva para exponer de forma permanente en este espacio público”. 

El alcalde de Nerva, José Antonio Ayala se congratuló por la oferta cultural que la localidad ofrece, en especial, cada verano, tanto a los vecinos como a visitantes. “Los nervenses tenemos la gran suerte de no tener que ir a ningún sitio para disfrutar de la cultura, la gastronomía, el deporte, en definitiva, de Nerva en general. Esta propuesta cultural se ha hecho hueco importante entre las fiestas de Villa y San Bartolomé. Se ha convertido en el nexo de unión entre las fiestas grandes de nuestra localidad. Somos un referente en la comarca. No creo que haya en la provincia otro municipio que haga más cosas con menos presupuesto. Solo hay que tener iniciativa y ganas de trabajar por el pueblo”, subraya.

 

 

Pero la jornada de anoche no solo resultó ser culta, también lo fue solidaria. En la barandilla de la plaza de los Hijos Ilustres se colocó una pancarta con el hashtag #TodosconPeñadeHierro como muestra de apoyo a solidaridad hacia Peña de Hierro tras el incendio sufrido en la Sierra del Padre Caro que terminó por afectar seriamente al entorno de la antigua explotación minera a cielo abierto, hoy punto de encuentro turístico.

La música también tuvo su lugar en la pasada noche blanca de la cultura de Nerva con la celebración del XV Festival de Cantes de Huelva organizado por la peña flamenca local Manuel Bohórquez en la que participaron jóvenes valores de la provincia y la localidad minera.

Tampoco faltó el punto gastronómico que por sexto año consecutivo puso la cervecería Robles con su concurso nacional de cortadores de jamón ibérico que finalmente se llevó el salmantino Geovanny Almanza. En segunda posición quedó Carlos Muñoz de Toledo, seguido del onubense Francisco Ortiz en tercer lugar. El premio al mejor plato creativo de jamón fue para Antonio Vázquez de El Repilado.

Por último, en la sociedad Centro Cultural, que a finales de noviembre cumplirá 120 años, el Nerva CF volvió a homenajear a otro centenar largo de personas, sobre todo exjugadores, que contribuyeron a la consolidación del centenario Nerva CF. Un merecido homenaje que se completó con la muestra de una magna exposición de fotografías sobre los primeros 100 años de historia albiceleste distribuidas en varios paneles informativos en los que se pueden ver alineaciones, en blanco y negro y en color, de jugadores que han vestido la elástica del club local desde sus inicios hasta nuestros días.

En definitiva, una noche redonda en la que todos pudieron disfrutar de la cultura de un pueblo con mucho arte, en la que también tuvieron su hueco el flamenco, la gastronomía, la solidaridad y el reconocimiento a quienes lo dieron todo por unos colores.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA